LUCIANA SALAZAR

Luciana Salazar: se confirmaron sus sospechas

Te contamos todos los detalles.
jueves, 22 de septiembre de 2022 · 02:34

Luciana Salazar es una modelo y empresaria argentina que vive junto a su hija, Matilda. Es sobrina del cantante Palito Ortega por el matrimonio de él con su tía Evangelina Salazar y, por ende, prima de los actores, cantantes y productores de la familia Ortega. Sin embargo, su vida amorosa es muy difícil.

Tras la separación de Luciana Salazar y Martín Redrado, ambos se han llevado frente a los Tribunales en reiteradas ocasiones. Ella lo acusa de no cumplir con la cuota alimentaria de Matilda, la cual, si bien nunca trascendió la paternidad de su hija, el economista se habría comprometido a cumplir. Ser padres juntos era un proyecto que tenían, pero luego la modelo se convirtió en madre por alquiler de vientre y el político niega estar relacionado con ellas. 

Yo viví en la casa del escándalo.

Luciana lo ha acusado a Martín Redrado de “brujería” hace ya bastante tiempo. Sin embargo, siempre se atribuyó a que lo hacía por enojo, celos o hasta despecho. Pero ahora resulta que no es la única que hace tales declaraciones. 

Según contó Paula Varela en “Socios del Espectáculo”, al economista lo detestan en su cuadra. Los vecinos de Redrado lo responsabilizan de que la cuadra esté “maldita”. Esto se debe a los innumerables conflictos que ha tenido con diferentes personalidades del medio y con personas ajenas a la farándula.

En su momento trascendió que Jorge Guinzburg se peleó con el político por una medianera. Aparentemente, el ex de Salazar habría construido una pérgola que le tapaba el sol a la pileta del periodista y eso habría llevado a un conflicto vecinal. Hace poco, otros vecinos debieron llamar a la policía por “ruidos molestos” y al llegar las autoridades debieron desalojar una fiesta en su casa. 

Salazar lo acusó de haberle hecho un “gualicho”, el cual fue confirmado por una de sus empleadas que lo encontró. Dicen que el economista colocó un frasco de miel, con el nombre de Luciana dentro, debajo de la cama. Cuando la mujer lo encontró, lo rompió, y debieron reemplazar la alfombra porque la miel comenzó a atraer las hormigas. Aparentemente, ese “embrujo” serviría para "endulzar" a la modelo y que se quedara a su lado. 

Sus vecinos reclaman que quienes se mudan a la casa de Redrado o cerca pueden también terminar separados de sus parejas. Tal es así el caso de él con la modelo, o de Tinelli. Al conductor le ofrecieron la casa lindera al economista, las cuales son “gemelas” porque son totalmente iguales. Luego de recorrerla con el ex de la madre de Matilda, y reformarla “a todo trapo”, Marcelo y Paula Robles se separaron y no llegaron a habitar el inmueble. 

Parece ser que las acusaciones de Luciana Salazar lejos estaban de ser alucinaciones suyas. No es la única que acusa a Redrado de “embrujos”, y parece que hasta sus vecinos no tendrían la mejor relación con el ex director del Banco Central. 

Otras Noticias