AMALIA AMOEDO

Amalia Amoedo presentó un proyecto para artistas Latinoamericanos

Enterate de qué se trata.
lunes, 11 de octubre de 2021 · 19:53

Amalia Amoedo, es nieta de la fallecida empresaria  Amalita Lacroze de Fortabat. Su empresa, Loma Negra, fundada en 1926, fue líder de la producción de concreto en Argentina durante las décadas de 1950 y 1960 y motor impulsor de la Ciudad de Olavarría en la provincia de Buenos Aires.


Amalia es coleccionista de arte y como su abuela sigue sus pasos alentando y fomentando la creación y el amor al arte. En esta ocasión y ya alejada de la Fundación arteBa, la cual solo presidió durante poco más de un año, reapareció en el circuito del arte con la Fundación Ama Amoedo.

Amalia Amoedo.

La Fundación se encuentra estrechamente vinculada al arte latinoamericano y tiene como objetivo una serie de residencias artísticas que se encuentran situadas en José Ignacio, Uruguay. Luego de su paso por la Fundación arteBA, Amoedo se radicó en Uruguay, donde realizó su propia Fundación, cuyo nombre completo es Fundación Ama Amoedo Residencia Artística (FAARA) con sede en José Ignacio.

La institución de Amalia, tiene por objetivo ayudar de forma perdurable y sostenida a artistas latinoamericanos colaborando con su formación y visibilización en todo el mundo. De hecho, este es un trabajo y un gran aporte que la coleccionista realiza desde hace más de 20 años entre los artistas argentinos.


La fundación otorga un programa de becas de residencias artísticas, para artistas de América Latina que comenzará en noviembre. El mismo consta de tres etapas que concluirán en octubre de 2022, con el objetivo de propiciar un espacio de investigación, trabajo y reflexión creativa, que se llevará a cabo durante seis semanas en una especie de retiro en la naturaleza.


En este sentido, Casa Neptuna, es un espacio diseñado por el artista Edgardo Giménez, albergará a los seleccionados quienes tendrán espacios para vivir y trabajar. Su denominación se realizó en homenaje al nombre del dios romano de los mares, Neptuno, en sintonía con el hermoso paisaje marino de José Ignacio, donde se encuentra emplazada.

Amalia en la residencia.

La vivienda es una obra de arte en sí misma, los colores vibrantes y el verde intenso de su estructura exterior invita a la creatividad a la vez que cuenta con un diseño que se amalgama con el paisaje circundante. La casa que promueve Amalia cuenta con 139 metros cuadrados en los que se disponen estudios amplios y confortables y espacios privados.

En el interior del proyecto de Amalia se recrea una atmósfera tranquila y luminosa con paredes pintadas en tonos blanco neutro, para lograr la serenidad y armonía que requieren los artistas para crear dentro de un ambiente totalmente relajado y despojado, acompañado por el bosque y el mar que lo circunda. Cada artista seleccionado recibirá además una subvención para apoyar sus esfuerzos artísticos. Al final de la residencia los seis artistas de cada edición participarán en una exposición grupal en Miami. 

Otras Noticias