MONEDAS

Los secretos de las monedas antiguas: cómo identificar, valorar y conservar tus piezas

Conoce los mejores consejos para iniciarte en este hobby.
lunes, 2 de octubre de 2023 · 01:28

Las monedas antiguas son objetos que nos conectan con el pasado y nos permiten conocer la historia, la cultura y la economía de diferentes épocas y lugares. Sin embargo, no siempre es fácil saber cómo reconocer, estimar y cuidar estas piezas que pueden tener un gran valor histórico, artístico y monetario. En esta nota te daremos algunos consejos para que puedas disfrutar de tu colección de monedas antiguas y sacarle el máximo provecho.

¿Cómo identificar una moneda antigua?

Lo primero que debes hacer para identificar una moneda antigua es observarla detenidamente y buscar los siguientes elementos:

  1. El anverso: es la cara principal de la moneda, donde suele aparecer el símbolo del soberano o la entidad emisora.
  2. El reverso: es la cara secundaria de la moneda, donde suelen figurar escudos, leyendas, motivos religiosos o alegóricos.
  3. El canto: es el borde de la moneda, que puede ser liso, estriado, acanalado o con inscripciones.

La leyenda: es el texto que rodea el anverso o el reverso de la moneda, que puede indicar el nombre del soberano, el lugar y la fecha de acuñación, el valor nominal, el lema o la divisa.

  • El metal: es el material con el que está hecha la moneda, que puede ser oro, plata, cobre, bronce, níquel, aluminio o una aleación. El metal influye en el peso, el color y el brillo de la moneda.
  • La marca de ceca: es el símbolo que identifica el lugar donde se acuñó la moneda, que puede ser una ciudad, un país o una institución. Por ejemplo, las monedas argentinas suelen llevar una M (por Moneda Nacional) o una R (por Rosario).
  • La marca de ensayador: es el símbolo que identifica al funcionario responsable de verificar la pureza y el peso del metal. Por ejemplo, las monedas españolas suelen llevar una letra o un par de letras que corresponden al nombre del ensayador.
  • La marca de valor: es el número que indica el valor nominal de la moneda. Por ejemplo, las monedas argentinas suelen llevar un número seguido de la palabra pesos o centavos.

Con estos elementos puedes empezar a clasificar tu moneda según su origen, su época y su tipo. Para ello puedes consultar catálogos especializados, donde puedes ver imágenes y descripciones de miles de monedas antiguas. También puedes usar buscadores web, donde puedes introducir palabras clave como el país, el año o el metal de tu moneda y obtener resultados relevantes.

¿Cómo valorar una moneda antigua?

Una vez que hayas identificado tu moneda antigua, puedes estimar su valor según los siguientes criterios:

La rareza: es el grado de escasez o dificultad de encontrar una moneda en el mercado. Cuanto más rara sea una moneda, más valor tendrá. La rareza depende de factores como la tirada (el número de ejemplares acuñados), la conservación (el estado en que se encuentra la moneda), la demanda (el interés que despierta entre los coleccionistas) y la historia (el contexto histórico en que se emitió la moneda).

La calidad: es el grado de perfección o deterioro que presenta una moneda antigua. Cuanto más calidad tenga una moneda, más valor tendrá. La calidad se mide según una escala internacional que va desde FDC (flor de cuño) para las monedas sin circular y sin defectos hasta B (bastante gastada) para las monedas muy desgastadas y con pocos detalles visibles.

Comentarios

Otras Noticias