RECETAS

Receta sencilla: aprende a hacer una mermelada de frutilla con 3 ingredientes

Haz tus propios dulces siguiendo estos pasos.
domingo, 3 de diciembre de 2023 · 00:44

La mermelada de frutilla es un clásico que nunca pasa de moda. Es ideal para acompañar tostadas, yogures, tortitas, bizcochos o lo que se te ocurra. Además, es muy fácil de hacer en casa con solo tres ingredientes: frutillas, azúcar y limón. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo y te lo contamos.

Ingredientes

Para hacer unos 500 gramos de mermelada de frutilla, necesitarás:

  • 750 gramos de frutillas frescas
  • 250 gramos de azúcar
  • El zumo de medio limón

Preparación

  • El primer paso es lavar bien las frutillas y quitarles el rabito. Después, las cortamos en trozos y las ponemos en una olla junto con el azúcar y el zumo de limón. El limón ayuda a que la mermelada tenga una mejor textura y conservación, además de aportar un toque de acidez que equilibra el dulzor.

  • Llevamos la olla a fuego medio alto y removemos de vez en cuando para que el azúcar se disuelva y las frutillas suelten su jugo. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se cocine a fuego lento durante unos 40 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue.
  • Veremos que la mezcla se va espesando y reduciendo. Podemos ir aplastando las frutillas con un tenedor o una espátula para que queden más deshechas, o dejarlas enteras si nos gusta más así. También podemos usar una batidora para triturar la mermelada y que quede más fina, pero siempre con cuidado de no quemarnos.
  • Para saber si la mermelada está lista, podemos hacer la prueba del plato frío: ponemos un plato en el congelador durante unos minutos y luego echamos una cucharadita de mermelada sobre él. Si al inclinar el plato la mermelada no se desliza, significa que tiene el punto justo de espesor. Si no, podemos seguir cocinando un poco más hasta que lo consigamos.

  • Una vez que la mermelada esté lista, la retiramos del fuego y la dejamos enfriar un poco. Luego, la envasamos en tarros de cristal previamente esterilizados (los podemos hervir en agua durante 10 minutos o meterlos en el microondas durante 2 minutos). Cerramos bien los tarros y los ponemos hacia abajo para que se haga el vacío. Así, la mermelada se conservará mejor y durará más tiempo.

Consejos y variaciones

  • Puedes usar la misma receta para hacer mermelada de otras frutas, como frambuesas, moras, cerezas, melocotón o albaricoque. Solo tienes que ajustar la cantidad de azúcar según el dulzor de la fruta y el de tu gusto.
  • También puedes añadir otras especias o aromas a tu mermelada, como vainilla, canela, jengibre, cardamomo o anís. Solo tienes que incorporarlos al principio de la cocción y retirarlos al final.
  • Si quieres hacer una mermelada más ligera, puedes reducir la cantidad de azúcar o sustituirla por edulcorantes naturales como miel, stevia o agave. Eso sí, ten en cuenta que la mermelada tendrá una menor duración y que deberás guardarla en la nevera.

  • Si quieres hacer una mermelada sin azúcar, puedes usar pectina, un espesante natural que se encuentra en algunas frutas y que se puede comprar en polvo o en líquido. La pectina ayuda a que la mermelada cuaje sin necesidad de añadir azúcar. Solo tienes que seguir las instrucciones del fabricante y añadir la cantidad adecuada según el peso de la fruta.

Ya ves que hacer mermelada de frutillas en casa es muy sencillo y solo requiere de tres ingredientes. Además, es una forma de utilizar la fruta de temporada y de tener un producto natural y delicioso para tus desayunos o meriendas. Anímate a intentar esta receta y disfruta de tu mermelada casera. ¡Te encantará!

Comentarios

Otras Noticias